Combo Noche toca los platillos

Este breve poema de Federico García Lorca forma parte del clásico Romancero gitano y tiene su cadencia y su magia. Para invocar los temas hipnóticos del poeta -la luna, el agua, el sueño- Diego Bianki saca de la galera una de sus técnicas más lúdicas. ¿Cómo estarán realmente hechas estas ilustraciones? La atmósfera es musical, juguetona y luminosa. “El sonido de los libros” musicalizó para esta esta edición. Se acompaña con un pequeño instrumento musical llamado Chin chin, como pequeños platillos de dedo, diseñados para la primera infancia y bolsa de tela impresa contenedora.